Inicio | Actualidad
22/12/2015
El divorcio notarial: nuestro despacho firma el primer divorcio notarial
Una de las novedades introducidas en la legislación española, con la aprobación y entrada en vigor del pasado 3 de julio de 2015 de la nueva Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria, es la posibilidad de que los cónyuges puedan divorciarse o separarse acudiendo a un notario a otorgar escritura pública.

El divorcio notarial se rige por las nuevas redacciones de los artículos 82, 83, 87, 89 y 90 del Código Civil, por el nuevo artículo 54 de la Ley del Notariado y por el artículo 61 reformado de la Ley del Registro Civil, todos ellos según nueva redacción que les da la Ley de Jurisdicción Voluntaria.



Los requisitos esenciales para el divorcio notarial son:

- Que hayan transcurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio.

- Que no haya hijos menores de edad o con su capacidad modificada judicialmente (discapacitados), que dependan de sus progenitores. En este caso deberá seguirse por el trámite procesal tradicional con asistencia e informe del Ministerio Fiscal.

- La declaración de los cónyuges ante el notario es de carácter personalísimo, por la que, salvo posteriores interpretaciones, deben incorporar su voluntad a una escritura notarial, por lo que no pueden apoderar o delegar verbalmente dicha voluntad, con posibilidad de ratificación posterior.


- El art. 82 CC, y el art. 54.2 de la Ley del Notariado, añade “2. Los cónyuges deberán estar asistidos en el otorgamiento de la escritura pública de Letrado en ejercicio.” Por tanto la asistencia del Abogado a dicha escritura es absolutamente necesaria y esencial, y deberá el Letrado, no sólo estar presente en el acto de la firma, sino que deberá firmar la propia escritura, siendo uno de los comparecientes obligatorios, sin la asistencia e identificación como Letrado del mismo no es posible la firma de la escritura notarial.


Por lo demás, a la escritura se debe incorporar Convenio Regulador, con el contenido tradicional del Artº 90 del CC, incluida, en su caso, liquidación de gananciales, si bien esta última no es necesaria y se puede realizar en un momento posterior. El notario cobrará los actos notariales independientes, es decir la protocolización de la voluntad de divorcio y el Convenio Regulador obligatorio, y por otro lado la posible liquidación de la sociedad ganancial.

Es necesario aportar certificado de matrimonio a los efectos de su acreditación, y posterior registro del divorcio en el Registro Civil del lugar donde se celebró el matrimonio. No es necesario aportar certificado de nacimiento de los hijos.

Se añade una particularidad, recogida en el Artº 82 del CC, en cuanto a los hijos mayores de edad o emancipados, que deberán prestar el consentimiento “respecto de las medidas que les afecten por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar.” Por tanto deberán comparecer al acto notarial y otorgar expresamente su consentimiento, no a la decisión del divorcio o separación, sino a las medidas económicas y personales que pudieran haberse establecido por ambos progenitores en el Convenio Regulador a favor de los mismos. La norma no es absolutamente clara, y no obliga a la presencia personal, por lo que podríamos interpretar que en el caso de los hijos mayores de edad o emancipados pudiera caber la asistencia a la firma mediante apoderamiento especial para dicho acto a favor de terceros.

La ventaja fundamental es tiempo, puesto que la escritura notarial se puede formalizar en un plazo de 24/48 horas, si las partes y el Letrado ya tuvieran dispuesto, acordado y pactado el Convenio Regulador, y no tener que esperar a reparto Judicial de la demanda, incoación de expediente en el Juzgado, y citación Judicial para ratificación, que tiene una demora de entre tres a siete meses, dependiendo de las agendas de los distintos juzgados.

Se puede firmar ante cualquier notario, siempre dentro de la circunscripción del último domicilio del matrimonio, o del lugar de residencia de cualquiera de los mismos, si fuera diferente a aquel, en este caso es necesario acreditar el domicilio o empadronamiento en localidad diferente del cónyuge en cuya circunscripción notarial se quiera formalizar la escritura.

Ya hemos firmado en el Despacho el primer divorcio Notarial, y si bien el nuevo art. 61 de la Ley del Registro Civil establece que se remitirá por medios electrónicos al Registro Civil la escritura formalizada, y dado que no existen aún esos medios por parte de los registros, se hace necesario llevar personalmente (o enviar por correo) copia autorizada en papel, para su inscripción definitiva, escritura que es devuelta al presentador en un plazo de 8/10 días.

El coste del Procurador, necesario en todo trámite Judicial, se ve sustituido por el coste del notario.

El coste de la escritura, si bien se factura por número de folios, con un Convenio Regulador de unas tres páginas, es de alrededor de 150/175 euros.


Premios recibidos


Despacho muy recomendado
en el área de derecho penal y empresa checa en los mercados internacionales


Despacho de abogados 2018
Categoría: Muy altamente recomendable

Despacho de abogados 2017
Categoría: Muy altamente recomendable

Despacho de abogados 2016
Categoría: Muy altamente recomendable


Despacho muy recomendado
en el área del derecho penal y en el área del derecho deportivo


Despacho muy recomendado
en el área del derecho penal y en el área del derecho deportivo y de la empresa checa en los mercados internacionales

Despacho muy recomendado
en el área del derecho deportivo
Pertenecemos
Apoyamos
Cooperamos
PRAHA
Moreno Vlk & Asociados

Sokolovská 22
186 00 Praha 8
Česká republika


tel/fax: +420 224 818 736-7
mov: +420 777 707 768
e-mail: praha@moreno-vlk.eu
©2009 - 2020 Moreno Vlk & Asociados
Desarrollo y diseño: jgr | dgr
31-10-2020 04:57:11