Auditoría retributiva

Por en
96

Las empresas que tienen 50 empleados o más tienen la obligación de realizar una auditoría retributiva con la finalidad de comprobar si su sistema retributivo cumple con el principio de igualdad entre mujeres y hombres. Los resultados de esta auditoría forman parte del contenido mínimo del plan de igualdad, por lo que deberá incorporarse a este.

Si su empresa está obligada, sepa que el gobierno elaborará una guía técnica para saber cómo realizar la auditoría. Mientras la guía no se publique, realice un diagnóstico en los siguientes términos:

  • Evaluación de puestos de trabajo. Defina las funciones y responsabilidades que debe desarrollar el titular del puesto, las interacciones con compañeros o con terceros (clientes y proveedores), el nivel de conocimientos, etc.

  • Plan de actuación. Establezca también un plan de actuación para la corrección de las desigualdades retributivas, con determinación de objetivos, actuaciones concretas, cronograma y persona o personas responsables de su implantación y seguimiento.

La falta de elaboración de la auditoría retributiva cuando resulte obligatorio puede ser sancionada por la Inspección de Trabajo con una multa de 7.500 euros. A pesar de que formalmente se haya elaborado y registrado la auditoría, se sancionará con el mismo importe también la falta de elaboración de un diagnóstico previo, la falta de evaluación de puestos, la falta de establecimiento de medidas correctoras o su no ejecución.

Esta auditoría retributiva se mantendrá vigente mientras lo esté el plan de igualdad (cuya vigencia es la que el propio plan determine, con un máximo de cuatro años). Se podrá establecer una duración inferior por parte de la empresa, aunque nunca superior.

 

54321
(0 evaluación. Promedio 0 de 5)